La remolacha aporta un color sorprendente a este risotto. Y no tiene un sabor muy fuerte, por lo que hace un contraste perfecto con el queso parmesano. Aprovecha para ver si hay remolachas entre las verduras ecológicas de la tienda, y hazte con ellas para preparar este vistoso plato.

Ingredientes (4 personas)

  • 1 puerro
  • 1 diente de ajo
  • ½ vaso de vino blanco
  • 1 litro de caldo de verdura (puede que sobre)
  • 3 remolachas pequeñas
  • 400 g de arroz bomba (u otro especial para risotto, como carnaroli)
  • 4 cucharadas de queso parmesano rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

Pela las remolachas y cuecelas con agua y sal durante 20 minutos. Escurre y tritura las remolachas cocidas hasta obtener un puré.

Pica el puerro y el ajo y sofríelos con un poco de aceite en una olla, donde prepararemos todo el risotto. Añade el arroz, un poco de sal, y dale unas vueltas hasta que esté transparente.

Añade el vino blanco a la olla, y dale vueltas hasta que se evapore.

Para que el arroz se convierta en risotto, hay que añadir el caldo caliente de verduras poco a poco. Añade un par de cazos a la olla (hasta cubrir el arroz) y remueve despacio. Cocina a fuego lento, pero sin que deje de hervir. Cuando veas que ya no queda casi caldo, añade un poco más, siempre removiendo para mantecar el arroz (y para que no se pegue). Repite el proceso durante 25 minutos. Cuando el arroz esté cocido, añade el puré de remolacha y el queso parmesano.

Sirve el risotto de remolacha en los platos, y ralla un poco más de parmesano por encima para decorar.

 

Déjanos un comentario

Síguenos

CAMBIOS EN EL REPARTO, RECETAS, NOVEDADES EN LA HUERTA, ETC.