Platos de cuchara/Recetas de cocina

Potaje de espinacas y garbanzos

Esta es la versión que siempre hizo mi abuela Carmen del potaje de vigilia, así, sin bacalao. No es la receta fiel, porque ella no le ponía tomate. Pero ya sabéis qué pasa con estas cosas: tienes una conserva abierta en la nevera, y prefiero ser poco ortodoxa antes que desperdiciar comida.

Ella le ponía unas albóndigas hechas con pan rallado y huevo, que freía y añadía al guiso. Aunque no sea su receta al 100%, está inspirada en ella, y lleva su recuerdo y su esencia. Le mando un beso desde la blogosfera hasta la estratosfera.

¡La primavera ya está aquí! Aprovecha para visitar la tienda de verduras ecológicas on-line para ver qué sorpresas nos trae el cambio de estación o déjate soprender pidiendo una cesta ecológica cerrada. Tu compras desde el sofá, ¡nosotros te lo llevamos a tu domicilio!

Ingredientes (4 personas)

  • 500 gr de espinacas
  • 4 patatas medianas
  • 250 gr de garbanzos cocidos
  • 1 diente de ajo
  • ½ cebolla
  • 2 cucharadas de tomate triturado
  • 2 rebanadas de pan
  • 10 almendras tostadas
  • 2 huevos cocidos
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

Pela las patatas y cáscalas en trozos de grandes. Si las cascas en lugar de hacer un corte limpio con el cuchillo, soltarán más almidón y el caldo quedará más espeso.

Pon las patatas en la olla donde haremos todo el guiso. Añade agua fría hasta cubrirlas, y dos dedos más.

Limpia las espinacas, corta los tallos y pártelas en trozos grandes. Añádelas a la olla con las patatas.

Pon 2 cucharadas de aceite de oliva en una sartén. Fríe las rebanadas de pan y resérvalas.

Pica la cebolla y el ajo y fríelas en la sartén (si el pan ha absorbido todo el aceite, pon dos cucharadas más). Añade el tomate, fríe hasta que pierda el agua. Añade el pimentón y dale un par de vueltas.

Machaca en un mortero el pan con las almendras y el sofrito anterior e incorpóralo al guiso. Añade una cucharada de sal.

Lleva la olla a ebullición. Cuando esté hirviendo, baja el fuego y deja que hierva durante 20 minutos. Prueba de sal y rectifica si es necesario.

Añade los garbanzos cocidos y deja hervir 5 minutos más a fuego suave.

Sirve las raciones y pon un poco de huevo duro picado en cada una.

 

Déjanos un comentario

Síguenos

CAMBIOS EN EL REPARTO, RECETAS, NOVEDADES EN LA HUERTA, ETC.