Pasta/Recetas de cocina

Ravioli de hinojo y setas con pesto rojo

 

Imprimir

Receta de ravioli rellenos de hinojo y setas con pesto rojo

Los ravioli caseros siempre son una gran receta. Será por el trabajo y la paciencia que lleva su preparación. O por la infinidad de rellenos que se pueden hacer. O por la variedad de salsas con las que se pueden acompañar. O por el placer de descubrir en el primer bocado la explosión de sabor que se encuentra dentro. Sea por lo que sea, una cosa es cierta: los ravioli son un primer plato ideal para presumir en ocasiones especiales, desde la comida del domingo con la familia hasta para un lujoso menú de fiesta.

Estos ravioli caseros los hemos rellenado con una mezcla de hinojo y champiñones portobello, a los que hemos añadido un poco de requesón para hacer la mezcla más cremosa. Y la salsa la hemos preparado con tomates secos y nueces. Ingredientes que puedes encontrar en nuestra tienda de alimentación ecológica.

Hemos preparado esta receta de pasta casera con una máquina para hacer pasta y el correspondiente accesorio para ravioli. Pero si no tienes una máquina puedes hacer pasta rellena igualmente, sólo te hará falta un rodillo y fuerza para aplanar la masa. Después la cortas en círculos con un vaso estrecho, añades una cucharadita de relleno y la cierras en forma de medias lunas.

Plato pasta, Primer plato
Cocina Italiana
Tiempo de preparación 1 hora 30 minutos
Tiempo de cocción 30 minutos
Tiempo total 2 horas
Raciones 4 personas

Ingredientes

Para la pasta

  • 400 gr de harina (y más para enharinar la mesa y los utensilios)
  • 4 huevos
  • Sal

Para el relleno

  • 2 bulbos de hinojo
  • 250 gr de champiñones portobello u otra seta de temporada
  • 2 cucharadas de requesón opcional
  • Sal

Para el pesto rojo

  • 10 - 12 tomates secos
  • 30 g de nueces peladas
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de queso parmesano
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración paso a paso

  1. En un bol mezcla la harina con una pizquita de sal. Hacemos un volcán y en el centro echamos los huevos. Empieza mezclando con un tenedor, rompe los huevos e incorpora la harina con movimientos envolventes. Cuando tenga aspecto de masa, amasa con las manos dentro del bol hasta conseguir una bola.
  2. Añade harina a la encimera, y amasa de manera enérgica, hasta obtener una masa elástica pero no pringosa. Si está muy seca, añádele agua; si está pringosa, harina. Si es la primera vez que haces masa para pasta te doy un truco: yo sé que tengo la masa a punto cuando me recuerda a la textura de la plastilina, es lisa y es blandita pero no se te pega en las manos. Y un consejo que venía con las instrucciones de la máquina: "¡no use huevos fríos recién sacados del frigorífico!".

  3. Envuelve la masa en film o ponla en un bol hermético y deja reposar al menos 30 minutos.
  4. Mientras reposa, preparamos el relleno. Lava los champiñones y el bulbo de hinojo (guarda las ramas para otra preparación), córtalos en juliana, y fríe en una sartén con un poco de aceite hasta que estén tiernos.
  5. Pasa el hinojo y los champiñones a una picadora, y tritura junto con el requesón. Con el queso queda más cremoso, pero puedes omitirlo. Prueba la mezcla y añade sal si es necesario.
  6. Volvemos con la masa: corta un cuarto de la masa y vuelve a tapar el resto para que no se seque. Pásala por el rodillo aplanador. Si se pega al rodillo, echa más harina. Sigue estirando cada vez más fino. Hasta llegar al número 7-8 (o unos 2 milímetros). Repite el proceso con el resto de la masa hasta obtener 4 láminas de pasta.
  7. Si vas a utilizar la máquina, ten en cuenta que la tira de pasta debe ser larga para poder doblarse sobre si misma con el relleno, mínimo 50 centímetros. Monta el accesorio para ravioli en la máquina y enharina los rodillos. Dobla la lámina de pasta y pon la junta en el centro de los rodillos, gira un cuarto la manivela y abre las dos partes como un libro.
  8. Monta la caja del relleno, añádelo, y comienza a girar, apretando el relleno con una cuchara o añadiendo más si es necesario. En este enlace hay un vídeo en el que se ve muy bien el proceso.

  9. Corta los ravioli, espolvorea con harina y déjalos secar sobre un paño de cocina.
  10. Para preparar el pesto, mezclar todos los ingredientes en una picadora y cubre con aceite. Prueba y rectifica con más ajo, tomate o queso al gusto. También puedes añadirle unas hojas de hinojo.
  11. Pon la pasta en una olla con agua hirviendo y sal, y cuece los ravioli 2 minutos.
  12. Sirve las raciones en un plato con una o dos cucharadas de pesto. ¡No dejes que se enfríen!

Notas de la Receta

Con la misma masa podemos preparar otros rellenos: de espinacas, de berenjenas con miel y requesón, de pera y gorgonzola, de patata...

Si quieres, puedes congelar los ravioli, poniéndolos primero en el congelador estirados sobre una bandeja, para evitar que se peguen. Cuando estén duros, ya los puedes juntar en otro recipiente cerrado. Cuando los vayas a preparar, puedes añadirlos congelados en el agua hirviendo.

Déjanos un comentario

Síguenos

CAMBIOS EN EL REPARTO, RECETAS, NOVEDADES EN LA HUERTA, ETC.